Día 30: ¡Final del reto! Recapitulación

Día 30 del reto de los 30 días de blogging, y por lo tanto… ¡hemos llegado al final! Sí, es cierto, ya ha pasado un mes desde el 21 de septiembre, cuando decidí empezar a escribir, sin tener muy claro que llegaría al día 30 o si me quedaría por el camino en la primera semana.

Recapitulando, este reto no solamente me ha servido para calentar motores y cogerle el tranquillo al hábito de escribir en el blog. También he aprendido mucho sobre la parte más técnica del blogging, la optimización de posts, el tráfico…

Dia 30_final del reto

Entradas favoritas

Aquí unos cuantos de los posts que me parecieron más interesantes o con los que más me entretuve escribiendo:

  • Crear un calendario editorial para saber de antemano los temas que te tocan y cuándo vas a escribir sobre cada uno. Esto, para una persona caótica como yo es fundamental.
  • Buscar las palabras clave apropiadas o los temas de los que la gente está hablando más sobre mi nicho, con Google Trends o Market Samurai).
  • Completar de manera correcta ciertas páginas fundamentales en cualquier blog o sitio web, como son la de «Sobre mí» y la de contacto.
  • Pero mi gran favorita fue la del día 28: crear un vídeo con Lumen5.

Momentos críticos

Por supuesto que no fue todo sobre ruedas todos los días. Entre nosotros, os diré que hice un poco de trampa. Por ejemplo, los últimos días de la primera semana y parte de la segunda me pillaron pasando unos días en Suiza y allí no pude actualizar todas las entradas a tiempo.

Lo que hice al volver a casa y poder organizarme para seguir escribiendo fue evitar seguir escribiendo desde el momento en que lo había dejado. Esto da bastante bajón, ver que estás por ejemplo en el día 14 pero tu post es el del día 9. Los días van pasando a medida que tú vas publicando entradas antiguas, así que parece que nunca avanzas. 

Yo preferí seguir escribiendo cada día el día que tocaba, es decir el día 14 la entrada del día 14, pero además la del día 9, y al día siguiente, la del día 15 pero además la del día 10. Así hasta que llegó un día en que ya «alcancé» un post que ya estaba escrito en la fecha correspondiente y ya no tuve más retraso.

Bueno, y luego los post los programas como que los has subido el día que correspondía y ¡hala!. Aunque me temo que al Feedly esto no le cuela y allí se ven descolocados, pero oye… que somos de Letras puras, caóticos y desorganizados. No se le pueden pedir peras al olmo, ¿no?

Por supuesto, ahí habría sido fácil pensar que no ha funcionado, que no has logrado el reto, que lo dejas… Pero me acordé de la teoría de Elizabeth Gilbert sobre la escritura, que hay que tomársela como algo divertido, que te hace disfrutar y no sufrir. Pensé que esto puede ser perfectamente aplicable al blogging.

Escribir en tu blog tiene que ser divertido, no agobiante. En el momento en que se convierta en un peñazo con el que hay que cumplir y que te sientas como si estuvieses echando el bofe en el último kilómetro de una maraton… ya no es divertido para nada.

En fin, esto es lo que pensé, y no me centro en no haber publicado realmente todas mis entradas el día y la hora en que tocaba, sino en que he llegado al final. «El fin justifica los medios» que diría Maquiavelo. Y con esta frase tan «maquiavélica», literalmente hablando, os dejo hasta el próximo martes, fecha en que, como decía en el post de ayer, toca la siguiente entrada.

¡Hasta el martes!

 

 

Publicar Etiquetados con

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad