Día 21: El bloqueo del blogger

Día 21 del reto de 30 días de blogging y hoy vamos a hablar del bloqueo del blogger, o lo que es lo mismo, el blogger bloqueado. 

Dia 21_bloqueo blogger

Todo el mundo conoce el famoso «bloqueo del escritor», o el «bloqueo del artista» en general. De hecho El camino del artista, de Julia Cameron, que es uno de mis best favorites forever, está dirigido en gran parte a artistas bloqueados, bien sean poetas, pintores, fotógrafos, novelistas…

Y bien pensado, ¿por qué no íbamos a incluir al blogger dentro de todos aquellos que pueden bloquearse de esta manera a la hora de trabajar?

De hecho, Sarah Arrow afirma que ser un blogger bloqueado es mucho peor que un escritor bloqueado. Yo añado también que como articulista (un periodista bloqueado a la hora de escribir el artículo es más o menos lo mismo que un blogger en la misma tesitura), tienes el problema añadido del tiempo.

¿Qué hacer cuando te encuentras bloqueado?

Una serie de trucos que nos deja Sarah para los momentos de bloqueo total, experimentando lo que llaman «el síndrome de la hoja en blanco» mientras miramos el cursor de la pantalla de nuestra pantalla parpadeando:

  • Usa las reservas que ya hemos visto: tu calendario editorial, tus temas guardados, tus plantillas para posts, tus artículos esquematizados… Todo lo que hemos aprendido que tienes en la recámara puedes sacarlo en este momento y convertirlo en el post del día sin falta de estar demasiado inspirado.
  • Aléjate un rato del ordenador: deja de buscar información. A veces buscar información no deja de ser una forma de procrastinación. Te pones a mirar aquí y allá y acabas chafardeando en Facebook sin saber cómo has llegado allí.
  • Haz una pausa de unos minutos para leer algo ligero y relajante, que te abstraiga del tema sobre el que no acabas de «parir la mona». Ella sugiere una revista tipo cotilleos, aunque yo creo que optaría por algo tipo Bored Panda.
  • Sal a airearte un rato. Pero solo un rato, sin liarte en una de estas «salí a por tabaco y volví a las 3 de la mañana». Si necesitas algo del supermercado o hacer un recado, aprovecha para hacerlo ahora. Seguro que a la vuelta te sentirás un poco menos agobiado y la inspiración fluirá mejor.
  • Y por si todo falla, recuerda que un buen truco es, en los días que estás inspirado y tienes temas y tiempo, puedes escribir dos o tres posts para guardarlos como borrador y usarlos solo en casos de emergencia como estos.

Por lo demás, recuerda siempre eso que dicen de que «nunca llovió que no parara» o que «no hay mal que cien años dure». Vamos, que todo pasa, hasta el bloqueo del blogger (aunque esperemos que en menos tiempo que cien años). 

 

Publicar Etiquetados con

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad