Día 13: Cómo crear contenido más efectivo

Pues aquí seguimos, el día número 13 del reto de 30 días de blogging. Hoy hablaremos de cómo crear contenido más efectivo. Suena bastante ambicioso, pero como digo siempre, ¡es lo que toca!

En el ebook del reto original, Sarah Arrow se lía a hablar de una anécdota sobre un sandwich de atún que pidió años atrás en el restaurante de un hotel de renombre, creo que el Hilton sin ir más lejos. Algo así como que estaba relamiéndose pensando en el sandwich, pero resulta que cuando se lo trajeron, ella levantó la tapa y vio que era todo mantequilla con 4 migajas de atún y gracias.

Un poco de storytelling metafórico, donde el sandwich es el contenido supermegaguay que esperábamos como agua de mayo, y resulta que el relleno es una milésima parte de lo que nos imaginábamos. Chasco garantizado.

Dia 13_contenido efectivo

El tema y el contenido 

Puede ser que tengamos entre manos escribir un post sobre un tema muy interesante para nuestra audiencia. Pero resulta que al escribir el contenido, es decir al «rellenar» el post con textos concretos sobre ese tema, nos quedamos cortos.

A mí esto me ha pasado muchas veces con algunos webinars a las que te invitan a veces en tu correo, procedentes de blogs a los que estás suscrito.

El tema sobre el que trata suele ser muy atrayente, y además los títulos parecen indicar que son muy prácticos, y muchos de ellos bastante ambiciosos también. «Cómo conseguir más clientes», «Cómo ser feliz», «Cómo romper con tu pasado»… Los hay para todos los gustos.

La descripción que sigue suele llamar también bastante la atención: «¿Estas harto de no encontrar clientes?» «¿Quieres dejar atrás la tristeza y vivir una vida plena»… etcétera, etcétera.

Por desgracia, la mayoría de las veces llegas al webinar y descubres que no es más que lo que llaman «vender humo». O sea mucha palabrería pero luego a la hora de la verdad pues tampoco es que te cuenten nada nuevo.

¿Por qué el contenido no siempre se ajusta al tema?

Atención, el problema no siempre es del contenido. A veces es que tratamos un tema demasiado ambicioso, sobre el que quizás no controlamos del todo o que simplemente nos queda grande. A nosotros y a toda la Humanidad, por cierto. Porque es lógico pensar que la fórmula para la felicidad, la vida plena, etc, no suele tener una receta que pueda repartirse por internet. 

Lo mejor es no intentar picar demasiado alto, aunque es cierto que hay temas que llaman poderosamente la atención. Pero de nada sirve que miles de personas pinchen en tu enlace sobre el secreto de la juventud eterna si luego resulta que no leen el secreto cuando llegan al post.

Lo mismo que le pasó a Sarah con el sandwich: un sitio cool, un sándwich apetitoso, un olor delicioso… y dentro 2 migas de atún. Menudo bajonazo. Y eso que era el Hilton. O sea, que esperas que, de un sitio de tamaña categoría, salgan unos sándwiches gloriosos. 

Un hotel de renombre ha de darse cuenta que de un hotel de su categoría se esperan cosas de categoría… al igual que nosotros que de tras un título que promete el oro y el moro la gente espera de verdad el oro y el moro, o al menos algo que se le parezca bastante.

Dónde encontrar material para tus contenidos

Al primer sitio donde solemos acudir para buscar información es internet. ¡Qué sería de nosotros sin San Google! 

Sin embargo, hemos de ser conscientes de que no todo lo que se encuentra por Google está contrastado. También sabemos ya que hay que citar toda fuente de información, y que «inspirarse» no es lo mismo que copiar descaradamente.

Por otro lado, si todos buscamos lo mismo en el mismo lugar, nadie aporta información diferente.

Un blogger no tiene un Máster en periodismo ni dispone de demasiado tiempo para recopilar materiales para sus contenidos, eso es cierto. Pero siempre puede irse un paso más allá a la hora de documentarse.

Junto con Google, otras fuentes de información de las de toda la vida pueden ser periódicos, revistas, libros y otras publicaciones. Hoy día acercarse a la biblioteca a documentarse sobre un tema puede parecer muy «vintage», pero no deja de ser lo que se ha venido haciendo toda la vida.

Además, al hablar de periódicos y revistas aunque lo primero que a mí se me viene a la mente es el Semana de la peluquería de mi madre, también se incluyen aquí publicaciones especializadas con artículos académicos

Por otro lado, informarnos de forma directa hablando con un experto en la materia que te interesa también puede ser una gran fuente de información. En YouTube o en un podcast podemos encontrarnos con entrevistas y charlas de miles de expertos en prácticamente cualquier tema. Pero no están hablando directamente con nosotros, ni contestando explícitamente a nuestras preguntas.

Además, hablar directamente con un experto puede parecer el camino más largo, cuando en realidad se pierde mucho menos tiempo de esta forma.

Si te pones a «googlear» información, primero tendrás que descartar lo que no te interesa, buscar lo que sí te interesa, y dentro de lo que sí te interesa volver a buscar lo que más se parece a la información que estás buscando.

Por el camino te encontrarás con miles de enlaces que no deberías pulsar porque no es eso lo que estás buscando, pero la tentación es irresistible.

Al final te lías, te das cuenta de que te has pasado media hora chafardeando y que no has hecho nada.

O peor todavía, para acabar antes vas y cortas y pegas lo primero que encuentras que se parezca a lo que estabas buscando. ¡No! Recuerda que eso es PLAGIO.

Sin embargo, si te diriges directamente a un experto en la materia con tu pregunta, bien sea por email, por teléfono, o incluso en persona, tendrás la respuesta ante ti en un abrir y cerrar de ojos.

Si escribes en un blog sobre móviles, sobre maquillaje, sobre mecánica… siempre tienes a la vuelta de la esquina una tienda o grandes almacenes donde preguntar por las últimas tendencias, cómo funciona tal o cual, examinarlo en tiempo real… 

Y además, siempre queda muy «cool» llegar y decir eso de: «Hola, buenas tardes, ¿puedo hacerte unas preguntas? Es para mi blog».

Si te he convencido, ya sabes. Deja tu zona de confort, cálzate los zapatos, llévate el block de notas y sal a la caza de la información relevante. ¡Volverás a casa mucho más inspirado, te lo aseguro!

 

 

Publicar Etiquetados con

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad